Categoría: Periodoncia

la-placa-bacteriana

La placa

Se pensaba que con la vejez era natural ir perdiendo la dentadura. Ahora se sabe que esto no es cierto. Siguiendo algunos pasos sencillos para mantener sus dientes y encías sanas, además de visitar periódicamente al dentista – ¡podrá Ud. conservar sus dientes para toda la vida!

¿Qué es la placa?

La placa está formada por masas invisibles de gérmenes dañinos que se encuentran el la boca y se pegan a los dientes. Algunos tipos de placa causan las caries dentales. Otros tipos de placa causan enfermedades de las encías. Las encías rojas, hinchadas o sangrantes pueden ser las primeras señales de una enfermedad de las encías. Si la enfermedad de las encías es ignorada, los tejidos que mantienen a los dientes en su lugar se destruyen y eventualmente se pierden los dientes. La placa dental difícilmente puede ser vista, a menos que esté teñida. Ud. puede colorear la placa al masticar unas tabletas rojas “reveladoras” que se venden en las tiendas de víveres o en las farmacias. También se puede usar un el colorante verde para comidas. El color rojo o verde que mancha y se impregna en los dientes, muestra donde queda todavía placa y dónde debe Ud. seguir cepillando para removerla. Coloree así y examine su dentadura periódicamente para asegurarse de que está removiendo toda la placa. Pregúntele Ud. a su dentista o higienista dental si sus técnicas para remover la placa resultan bien.

Hilo dental

Use el hilo dental para remover los gérmenes y partículas de comida entre los dientes. Enjuage.

  • Para quitar la placa entre los dientes superiores use el hilo moviéndolo de arriba a abajo.
  • Para quitar la placa entre los dientes inferiores use el hilo moviéndolo de arriba a abajo.
  • Introduzca el hilo entre los dientes suavemente. No lo ‘meta de golpe’, esto podría herir las encías.

Cepillo de Dientes

Use cualquier método de cepillar los dientes que le sea más cómodo, pero no los frote con fuerza de un lado a otro. Pequeños movimientos circulares y movimientos cortos de un a otro lado es lo mejor. Enjuage. Para prevenir las caries, lo que se pone en el cepillo es lo importante. Use una pasta dental con fluoruro. El fluoruro protege los dientes contra las caries. ¡Y para mayor sensación de bienestar, cepíllese la lengua! Enjuage otra vez.

Recuerde

Los residuos de comida, especialmente los dulces, proveen nutrientes a los gérmenes que causan las caries dentales, así como a los que causan enfermedad de las encías. Por esta razón es importante remover todos los residuos de comida, así como la placa de los dientes. Remueva la placa por lo menos una vez al día–¡dos veces al día es mucho mejor! Si Ud. sólo se cepilla y limpia con hilo dental una vez al día, hágalo antes de acostarse.

halitosis

El mal aliento o halitosis: ¿Problema biológico o social?

El mal aliento o halitosis es un problema común que ha afectado a la humanidad desde tiempos remotos. En la mayoría de los casos estos malos olores se originan por bacterias de la misma cavidad oral. Suele afectar a personas que padecen alguna forma de enfermedad periodontal, caries, restauraciones dentales defectuosas, empaquetamiento alimenticio u otras patologías. En las personas sanas esos malos olores provienen de la parte dorsal de la lengua donde es difícil tener acceso con el cepillo para renovar la superficie lingual en su composición bacteriana.

Como no somos capaces de notar nuestro propio mal aliento, muchas personas no son concientes de su problema. Si alguien padece halitosis, lo recomendable es que alguna persona cercana le comente su problema para que reciba tratamiento cuanto antes.

Se han utilizado enjuagues de diversas clases para combatirla, pero mientras no se pueda controlar la causa, estas son solamente acciones temporales paliativas, como el uso de chicles o caramelos.

El unico tratamiento efectivo para el mal haliento es eliminar las bacterias responsables. Se deben tratar la enfermedad periodontal y las caries presentes, e instaurar una correcta medidas higienicas.